HAGA EL TEST

horizontal divider

ES GREENLIGHT™ APROPIADO PARA USTED

horizontal divider
imprimir página

La hiperplasia benigna de la próstata no es un simple problema en curso; es un problema creciente.

Hasta hace poco, el objetivo principal del tratamiento de la HBP consistía en reducir los síntomas molestos del tracto urinario inferior que hubieran llegado a ser intolerables.1 Sin embargo, datos más recientes sugieren que otro de los objetivos legítimos de la terapia para la HBP es la reducción del riesgo de futuras complicaciones relacionadas con la salud.2

Si la obstrucción de la uretra empeora y no se trata, pueden producirse algunas complicaciones como3,4:

  • Retención aguda de orina
  • Vejiga más gruesa con menor capacidad de almacenamiento
  • Orina residual infectada
  • Infección grave del tracto urinario
  • Hematuria macroscópica (detección de sangre en la orina)
  • Cálculos en la orina, vejiga y/o renales
  • Daños renales
  • Fallo renal crónico
  • Vejiga hipotónica (laxa)

Referencias:

  1. McNaughton-Collins M, Barry MJ. Gestión de pacientes con síntomas del tracto urinario inferior que sugieren hiperplasia benigna de próstata. Am J Med. 2005;118:1331-1339.
  2. Carter HB. Trastornos de la próstata: The Johns Hopkins White Papers. Baltimore, MD: Johns Hopkins Medicine; 2010:1-24.
  3. Agrandamiento benigno de la próstata. Enciclopedia ilustrada de la salud de ADAM. http://www.healthline.com/adamcontent/enlarged-prostate. Acceso: octubre 21, 2010.
  4. Barry M, Roehrnorn C. Gestión de la hiperplasia prostática benigna. Annu Rev Med. 1997;48:177-189.